Es posible un Silicon Valley en Costa Rica

Por: Alexander Monestel

El editorial del diario la República del 25 de mayo de 2015 nos invita a entusiasmarnos con el titular: “Hagamos de Costa Rica un Silicon Valley”. Según cuenta el periodista que hizo el editorial, se entrevistó con expertos de Apple, Cisco, eBay, Google, Oracle, Tesla Motors y Visa, y todos coincidieron en que nuestro país cuenta con el talento humano para, no solo crear una economía basada en servicios, sino ser desarrolladores de innovación.

 

En este mismo sentido llama a la reflexión las palabras de Vivek Wadhwa, vicepresidente de innovación de Singularity Univertity, uno de los principales centros de innovación del Valle del Silicio, en una entrevista concedida al periodista Andrés Openheimer: “ El secreto del Silicon Valley tiene que ver con la gente que se concentra allí, tiene que ver con la diversidad étnica, cultural y social, el culto a lo diferente”.

 

Y es que justamente la gran mayoría de científicos coinciden en que la próxima década veremos inventos tecnológicos más revolucionarios que todo lo que ha producido el hombre desde la invención de la rueda hacia el 3500 A.C, proceso que ha venido moldeando y transformando el modelo productivo mundial. Para muestra un botón: hace poco más de cincuenta años la agricultura y materias primas constituían el 30% del PIB mundial. Hoy día apenas conforman el 3% del PIB mundial, mientras que los servicios constituyen abrumadoramente el 70% del PIB mundial. 

En este contexto, ¿cual es la revolución tecnológica que nos espera en los próximos años? ¿Cuál es ese espectro de posibilidades u oportunidades que se delinean en el horizonte, y que en definitiva no podemos dejar pasar?

Los expertos apuntan a un nuevo mantra en la industria de manufactura: “Vender el diseño y no el producto”, reforzando la visión de que los países exitosos serán aquellos que migren a una economía basada en el conocimiento, en el “trabajo mental”. ¿Y qué va a provocar esta revolución?. La nueva generación de impresoras 3D que permitirán producir la mayoría de las cosas que consumimos de forma individualizada y no masificada.

Otra gran revolución que se abalanza es el “Internet de las cosas” (IoT) que de la mano con las redes sociales provocarán la mayor cantidad de datos en el ciberespacio jamás vista. Datos sobre lo que compramos, lo que comemos, qué películas vemos, qué vestimos, a dónde vamos, etc. Según un informe del foro económico mundial, los países mejor preparados para “acumular, procesar, y analizar esos datos, serán los más prósperos”.

En este punto es oportuno hacer una pequeña reflexión del concepto esgrimido anteriormente: acumular, procesar y analizar datos, no es otra cosa que la descripción de otra industria estratégica, la Industria de Centros de Datos y servicios ligados a ella como son “Cloud Computing”, “BIG Data”, etc. Es decir, dicho de otra forma: “aquellos países que tengan como eje estratégico la industria de centros de datos y servicios asociados, serán los más prósperos”.

De acuerdo a un estudio elaborado por Emerson, para el 2025 y como resultado de esta explosión de dispositivos y de datos, se creará una pujante industria de centros de datos más numerosos, más pequeños y más cercanos a los puntos de demanda (ciudades, barrios, urbanizaciones, etc).

Figura # 1: Distribución de centros de datos por cercanía a los puntos de demanda para el 2025.

 

Para el 2025 más del 60% de todas las computadoras personales estarán conectadas a la “nube”, consolidándose el concepto “everything- As – A Service”, creando un enorme mercado de servicios de altísimo valor agregado para desarrolladores de software, aplicativos, bases de datos, minería de datos, etc.

 

Un estudio reciente de Synergy Research Group confirma que la infraestructura de Cloud a nivel mundial está proyectando ingresos anuales en el orden de los $ 17,000.00 millones de dólares para el 2015, lo que representa un crecimiento de entre el 45% al 48% respecto al años anterior. ¿Y quiénes son los titanes que están dominando este prometedor mercado?: Amazon, Microsoft, IBM, HP, CISCO, Google, Apple, Salesforce, entre otras.

Todas sin excepción, empresas líderes del sector de tecnología, y sobre todo empresas que están incursionando y liderando diversas áreas de la electrónica de consumo, biotecnología, energías limpias, Internet de las Cosas, robótica, Drones, telecomunicaciones, software, aplicaciones móviles, BIG DATA, etc.

Otra gran tendencia que se vislumbra en el corto y mediano plazo es “la revolución verde”. Según el mismo estudio desarrollado por Emerson, para el 2025 más del 35% de la energía consumida por centros de datos será soportada por energía eólica y fotovoltaica.

Figura # 2: Proyección uso de fuentes de generación eléctrica en los centros de datos para el 2025.

 

En enero de 2015 Amazon inició la construcción de 150 MW de una granja eólica en Benton County, Indiana, para soportar sus aplicaciones de centros de datos de Amazon Cloud Services. De igual forma, está en construcción una granja solar de 170,000 MWH anuales en Indiana. Recientemente nombraron un comité responsable de asegurar en el corto plazo que todos sus centros de datos estén soportados 100% por energías renovables.

 

El 5 de mayo de 2015 una publicación de CNN Expansión anunciaba el siguiente titular: “Apple alimenta Siri y iTunes con luz solar”. Apple es la primera empresa tecnológica en el mundo en lograr que el 100% de sus centros de datos y el 87% de sus oficinas operen con energías renovables.

Google tiene actualmente el 34% de sus operaciones basadas en energías renovables. Facebook espera alcanzar la marca del 100% para finales de 2015 según datos del reporte “Clicking Clean” de GreenPeace.

Todas son compañías que han demostrado, además de su liderazgo en innovación tecnológica, una clara adopción de modelos de negocio verdes o sustentables.

Con todo este preámbulo: ¿Puede Costa Rica convertirse en un “hub tecnológico regional”  capaz de atraer a estos titanes que están cambiando la industria de consumo mundial?.

Nuestra hipótesis la basaremos en tres ejes esenciales que procedemos a desarrollar:

 

1.     Estrategia de desarrollo sostenible:

 

Nuestro país ha sido exitoso en el desarrollo de una estrategia país apuntalada en la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, aspecto que no solo nos ha favorecido para atraer una industria de turismo diferenciado, sino que es una de nuestras mayores armas para atraer a estos titanes tecnológicos que están apostando por negocios basados en los verde.

 

Algunos indicadores que nos hacen destacar en el contexto mundial se resumen a continuación en la figura # 3:

Figura # 3: Estrategia país sustentada en la protección del medio ambiente

 

 

 

 

2.     Estrategia de Internacionalización y desarrollo industrial y tecnológico:

 

A partir de un recurso humano altamente calificado, hemos sido exitosos en el desarrollo de un modelo de atracción de inversión extranjera directa. Este proceso de cambio tuvo un disparador con la llegada del fabricante de microprocesadores INTEL, y a partir de allí, el desarrollo exitosísimo en el sector de servicios, fabricación de componentes electrónicos y especialmente dispositivos médicos, lo que nos ha llevado a contar con los líderes mundiales de esta industria como Bayer, Allergan, Baxter, Abbott, entre otros.

Según La Coalición Costarricense de Iniciativas para el Desarrollo (Cinde), se proyecta que el subsector de Ciencias de la Vida cerrará el 2015 encabezando el total del valor exportado, alcanzando los $2.200 millones.

En la figura # 4 se resumen algunos de los hitos importantes que el país ha logrado en esta materia:

Figura # 4: Hitos relevando del modelo de atracción de inversión costarricense.

 

3.     Liderazgo en la Industria de Centros de Datos:

 

Más atribuible a la visión de algunos emprendedores que a una estrategia país, Costa Rica lidera el desarrollo de una moderna y pujante industria de centros de datos. Hoy por hoy Costa Rica es el país con el mayor número per cápita de centros de datos diseñados y construidos con las mejores prácticas internacionales. Esto ha llevado a alcanzar una cifra récord de centros de datos certificados por organismos internacionales.

Paralelo a este destacado esfuerzo, se ha creado una masa crítica de especialistas en áreas claves de esta industria como son el diseño, construcción, comisionamiento y operación de data center. De igual forma se ha desarrollado un perfil técnico de muy alto nivel en especialidades ligadas a la industria de centros de datos como telecomunicaciones, software, DCIM, BMS, Cloud, Big Data, etc.

Nuevamente debemos enfatizar en lo indicado por el Foro Económico Mundial: “Aquellos países que tengan como eje estratégico la industria de centros de datos y servicios asociados, serán los más prósperos”.

¿Cuál es la estrategia para lograrlo?

Si bien es cierto hemos sido exitosos en el modelo de desarrollo de Zonas Francas como mecanismo para potenciar la atracción de inversión extranjera directa, “el Silicon Valley TICO” no encaja en este modelo. Se requiere un enfoque regional.

Existen diversas alternativas, pero sin duda alguna, una que encaja a la perfección es el modelo de Zonas Económicas Especiales (ZEE). Una zona económica especial por definición es una región geográfica que posee leyes económicas y de otro tipo que se orientan a potenciar el desarrollo de una economía de libre mercado orientada a la exportación, con el desarrollo de emprendimientos y encadenamientos locales muy fuertes y que impactan a toda una región del país, provocando crecimientos regionales acelerados, la innovación tecnológica, y la educación.

En este sentido, recientemente hemos visto publicaciones en diferentes medios escritos que hablan de posibles acuerdos para el desarrollo de una ZEE en el pacífico costarricense. De hecho existe un estudio desarrollado por el Banco de desarrollo de China donde se establecen tres posibles regiones del país para la ubicación de Zonas Económicas Especiales. Sin embargo se señala la zona entre Puntarenas y Puerto Caldera como la más idónea para la ubicación de la ZEE principal.

Figura # 5: Ubicación de tres posibles ZEE en Costa Rica.

 

Como parte de toda estrategia, hay una serie de preguntas que deben ir siendo atendidas.

 

Una prioritaria es El ¿Cómo?. Nuestra propuesta es la implementación del modelo de desarrollo de una ZEE.

 

Otra fundamental es El ¿Dónde?. Nuestra propuesta se alinea con el estudio del Banco de desarrollo de China que propone la región entre Puntarenas y Puerto Caldera como la ubicación idónea para esta ZEE.

Mas sin embargo, hemos encontrado una serie de fortalezas técnicas y logísticas de esta región que la hacen idónea para el desarrollo incluso de un Clúster de Centros de Datos.  Entre ellas destacan:

1.     Es una zona idónea para la ubicación del futuro aeropuerto internacional de Costa Rica.

2.     Es una de las pocas zonas del país que están libres del riesgo de ceniza volcánica.

3.     Es una zona libre de riesgo de tsunamis según estudios de la comisión nacional de emergencias.

4.     No hay registro de fallas geológicas que hayan ocasionado sismos importantes.

5.     Es una zona libre de cerros, muy plana, y con bajísimo riesgo por deslizamientos, humedales e inundaciones.

6.     Según mapas de la CNE es una zona de bajo riesgo por sequía, aspecto fundamental para el desarrollo de cualquier industria.

7.     Tiene uno de los mayores promedios de radiación solar del país, lo que la hace un sitio idóneo para la generación fotovoltaica (generación solar).

 

El ¿Cuándo? Esta respuesta es la más sencilla y a la vez la más difícil de atender, pues evidentemente todo nos indica que debe ser “YA”. Sin embargo se requiere la articulación de muchos jugadores (Gobierno, CINDE, Cámaras empresariales, inversionistas, Universidades, etc) para definir una estrategia país en ese sentido.

Toda estrategia debe también ir acompañada de una serie de tácticas que permitan hacer pragmática y rápida la ejecución de la misma. A continuación nuestra propuesta específica de dichas tácticas a seguir para hacer realidad el desarrollo “del Valle del Silicio TICO”:

 

FASE 1: CREAR UN CLÚSTER DE CENTROS DE DATOS INMERSO EN LO QUE SERIA ESTA ZEE PRINCIPAL.

Con el fin de crear una masa crítica, este clúster debería enfocarse inicialmente en la atracción y desarrollo de centros de datos contingente y sitios de recuperación de desastres, dada su estratégica ubicación a más de 48 kM del casco central del país, donde actualmente se encuentran la mayoría de centros de datos primarios.

Cabe mencionar que los 48 km de separación entre sitio principal y sitio contingente no son antojadizos, sino que responden a buenas practicas establecidas en normas de diseño de centros de datos como BICSI-002, TIA-942, entre otras.

 

FASE 2: CREAR UNA ESTRATEGIA DE ATRACCIÓN DE INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA ENFOCADA EN LA INDUSTRIA DE DATA CENTER Y SERVICIOS DE CLOUD

 

Esta segunda etapa de desarrollo apunta a lograr la instalación de Infraestructura de Centros de Datos y servicios de nube de los principales titanes tecnológicos: Amazon, Google, Facebook, eBay, Columbus Network, Microsoft, etc. Apoyados en una oferta de una matriz energética 100% basada en energías limpias, conectividad de primer mundo, y la altísima calidad de recurso humano con que cuenta el país en la industria de centros de datos.

 

Lograr esta segunda etapa requerirá además de lo anterior:

 

·      La definición de una legislación que estimule la venida de estas inversiones

·      La correcta articulación de esfuerzos entre inversionistas, CINDE, Comercio Exterior, Universidades, etc.

·      La creación de una Norma Nacional de Centros de Datos y servicios de nube, que establezca como norte la excelencia en este tipo de desarrollos a fin de crear una “Marca País”.

 

FASE 3: A PARTIR DEL ESTABLECIMIENTO DE EMPRESAS LÍDERES EN EL SECTOR DE ALTA TECNOLOGÍA Y ENERGÍAS LIMPIAS. DESARROLLAR ENCADENAMIENTOS Y UNA MASA CRÍTICA DE RECURSO HUMANO ALTAMENTE CALIFICADO PARA EL EMPLAZAMIENTO DE UNA INDUSTRIA DE ALTA TECNOLOGÍA EN SECTORES ESTRATÉGICOS COMO:

 

·      INTERNET DE LAS COSAS.

·      BIG DATA.

·      CLOUD.

·      ROBÓTICA Y DRONES.

·      BIOTECNOLOGÍA.

·      INDUSTRIA AEROESPACIAL.

·      ENERGÍAS LIMPIAS.

·      VEHÍCULOS ELÉCTRICOS Y AUTÓNOMOS.

·      ETC.

 

Lamentablemente, no estamos solos en esta carrera. En todo el orbe, ya hay proyectos que  apuntan a convertirse en los próximos Valles del Silicio. Concluimos este artículo citando algunos de ellos, con al único afán de hacer un llamado a los líderes sobre la importancia de actuar ya, para no perder esta oportunidad única de convertir a nuestro amado país en un “hub tecnológico regional”.

 

 Nos están ganando la batalla:

 

SKOLKOVO, RUSIA:

Es una Ciudad Digital fundada sobre cinco clústers tecnológicos, alojados en una Zona Económica Especial que permitirán la modernización de Rusia. A saber:

·      Eficiencia energética.

·      Biotecnología.

·      Tecnologías nucleares.

·      Espacio.

·      Telecomunicaciones.

Imagen # 1: Skolkovo, Rusia.

 

 

 

 

 

 

 

KONZA TECHNO CITY, KENIA:

Pensada para albergar empresas digitales y producir investigación científica. Espera contar con 500 mil habitantes y las mejores empresas de tecnología del país. Los coordinadores del proyecto la llaman la Silicon Savannah.

 

Imagen # 2: Konza Techno City, Kenia.

 

 

 

 

 

 

CAMIPINAS, BRASIL:

La Ciudad de Campinas es conocida como la Silicon Valley Brasileña. En el municipio están presentes 32 de las 500 mayores empresas de TI del mundo.

La ciudad se fijó como estrategia central atraer a la industria de centros de datos, mediante un programa de incentivos fiscales, excelente infraestructura de carreteras, uno de los mejores índices de confiabilidad en el suministro eléctrico y de agua de todo Brasil, múltiples redes de telecomunicaciones.

Además cuenta con 18 centros de enseñanza universitaria, 5 parques tecnológicos, 15 centros de incubadoras de empresas, etc. Esta Silicon Valley se construyó bajo el modelo de la triple hélice, es decir, plantea una interacción armoniosa entre estado, universidad y sector privado.

 

Imagen # 3: Campinas, Brasil.

 

 

 

 

NEW SONGDO, COREA DEL SUR:

Este es uno de los proyectos más futuristas en el orbe. La ciudad contempla tener recipientes de reciclado de residuos que aprovechen la tecnología de identificación de radiofrecuencia para atribuir méritos cada vez que una persona deposita en ellos una botella y material de reciclado.

Teléfonos móviles que almacenan el historial clínico o pueden servir para pagar recetas médicas.

Los habitantes de New Songdo también podrán disfrutar de llamadas por videoconferencia entre vecinos, de videos a la carta y de acceso inalámbrico a su contenido digital desde cualquier parte de la ciudad.

El 40% de los edificios serán certificados como verdes. La ciudad emitirá un tercio menos de CO2 en comparación con otras grandes localidades.

 

Imagen # 4: New Songdo, Korea del Sur.

 

 

 

 

 

 

 

Atrevámonos a soñar, como alguna vez dijo Mr. Walt Disney:

“Si puedes soñarlo, puedes lograrlo…”

comments powered by Disqus